Nueces

De todos los frutos secos, muchos dicen que las nueces son el fruto por excelencia. Muchos estudios demuestran que las nueces pueden fortalecer la salud con dosis muy pequeñas: comer sólo un puñado (unas siete nueces sin cáscara) podría ser suficiente para aprovechar todos sus efectos.

La nuez es de la familia de las Juglandáceas, el fruto del Nogal (Juglans regia). En la actualidad la nuez se cultiva en las zonas templadas de Europa, Asia, África y Estados Unidos. En América encontramos la región que más produce de todo el mundo, California.

Entre otros beneficios que comparte con los otros frutos secos, encontramos un alto contenido en grasas poliinsaturadas, que generan colesterol HDL y reducen el colesterol LDL; muchos micronutrientes que ayudan a nuestra salud, como el magnesio que ayuda con la presión arterial o el potasio que nos ayuda a eliminar toxinas; y ayudan con las dietas, ya que su proteína y sus grasas buenas sacian más que otros alimentos y reduce la absorción de grasas negativas.

Pero además de todos estos beneficios compartidos, la nuez es única en varios sentidos.

Para empezar, aporta varios antioxidantes y anti-inflamatorios muy potentes y que no se suelen encontrar en las dietas comunes, como juglone quinona, tellimagrandin tanino y morín flavonol. Uno de estos activos son los polifenoles, que han demostrado ser uno de los antioxidantes más potentes, y ayudan con la regeneración del hígado o mejoran el perfil lipídico. Además, las nueces nos aportan varios neuroprotectores, también difíciles de encontrar en alimentos comunes, que según algunos estudios mejorarían la función cerebral en jóvenes y podrían disminuir el efecto del envejecimiento sobre el mismo.

En nuestra tienda online podrás encontrar nueces con y sin cáscara, listas para aportarte todos estos beneficios a tu día a día.